Yóllotl

Yóllotl significa corazón en náhuatl. Como concepto filosófico de los antiguos pueblos nahuas de Mesoamérica, yóllotl es el núcleo dinámico del ser humano, su movilidad vital, según explica el filósofo mexicano Miguel León Portilla.

Hoy observé la flor anaranjada de un malinchillo mientras escuchaba el canto de un yigüirro (Turdus grayi) y el coro cacófono de periquitos barbinaranja (Brotogeris jugularis).

Recordé estos versos del poeta sabio de Texcoco, Nezahualcóyotl (1402-1472):

Por fin lo comprende mi corazón:

escucho un canto,

contemplo una flor…

¡Ojalá no se marchiten!

Nezahualcóyotl: Monumento en Chapultepec

Con respecto a estos versos León Portilla explica: “El corazón que ha comprendido al fin cuál ha de ser su camino, desea entonces hallar los cantos y las flores que nunca perecen (…) habrá de encontrar flores y cantos con vida y raíz.”

A mí Nezahualcóyotl me parece acertado, además, al considerar que nuestro camino vital se encuentra por medio del yóllotl y no por el intelecto. Se entiende el camino con nuestro corazón, núcleo dinámico y sensible; no se conoce con el pensamiento.

Comparto con Nezahualcóyotl el deseo profundo del corazón: hallar flores y cantos con vida y raíz.

Quiero vivir una vida que florezca como el malinchillo y cante como el yigüirro. Éstos se arraigan en el pulso natural de esta tierra de Tárcoles. Yo quiero arraigar mi corazón en el Amor.

Mirá la flor y escuchá el canto

One thought on “Yóllotl

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s