Salir del silencio

¿Cómo salir del silencio 
profundo y pacífico?
Como el último suspiro de la madrugada 
mientras la Cruz del Sur aún bendice 
a la Tierra desde el firmamento.
Como el cricrí de los grillos 
y el croacroá de las ranas
al culminar su cantata nocturna.
Como el silbido del cuyeo 
cuando el alba muestra 
sus replandores azulados al oriente.
Como la primera melodía del soterrey
al dar la bienvenida al Sol, dador de vida.
Como el leve susurro de la brisa
al mecer las hojas del guarumo 
en la quebrada.
Como el batir de alas de la oropéndola
al sobrevolar un claro en el bosque tropical.
Como el taptap de las gotas 
de una lluvia pasajera
al caer sobre la hojarasca y el pedregral.
Como el pétalo púrpura que se desprende 
de la flor del nazareno, 
gira en el aire 
y cae, vibrante, al suelo fértil.
Como el aleteo de uitsili, el colibrí,
al beber el néctar 
de las heliconias en el jardín.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s