Árboles del trópico seco al atardecer

Avanza la estación seca en Tárcoles. Hoy al atardecer, al concluir el día de trabajo, caminé por La Libélula para saludar a los árboles de dos especies nativas de este territorio, el trópico seco: los robles de sabana (Tabebuia rosea) y el cenízaro (Albizia saman).

Roble de sabana floreciente

Las robles ya han comenzado a florecer: se van tupiendo de manojos rosados. Y la copa redondeada del cenízaro se cubrió de frondas tiernas, de un verde claro.

Copa de cenízaro

A ambas especies de árbol llegan aves residentes y migrantes. En la copa del cenízaro hoy vi un cuco ardilla de plumaje bermejo y larguísima cola abierta como abanico (Piaya cayana), un carpintero de Hoffmann macho, de corona roja y nuca amarilla (Melanerpes hoffmannii) y una reinita amarilla (Setophaga petechia), aunque no distinguí si era la migrante de listas rojas en el pecho o la residente, toda amarilla.

Cenízaro visto desde la hamaca

En el roble vi la silueta de aves negras pero no distinguí si eran tordos cantores (Dives dives) o zanates tornasolados (Quiscalus mexicanus).

Robles gemelos

Y esto sucedió en un ratito de observación y contemplación. ¿Cuántas aves habrán pasado por allí mientras yo miraba la pantalla del computador?

Gracias a la Vida, disfruté al atardecer de estos grandes árboles, dorados por la luz oblicua del Sol, y sus visitantes alados.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s