Abejorros en la orquídea silvestre

Dos abejorros llegaron a visitar las flores de la orquídea silvestre en mi jardín mientras yo chorreaba el café negro del desayuno en la cocina. Los observé a través de la ventana. Se deleitaron alimentándose de las chicas exóticas, de rostro glauco con pecas moradas, que han florecido en la planta epífita.

Uno de los abejorros se marchó después de cinco minutos. Pero el otro se quedó más de media hora. Se enamoró de las diez flores salvajes y misteriosas y a cada una la visitó con amor.

Decidí tomar mi café negro observándolo. Empecé antes de las 7 a.m., cuando la suave luz del sol matinal apenas doraba las cumbres de las montañas de Escazú.

Un abejorro enamorado y amoroso

Me alegró el alma ver al amiguito polinizador, hermano en la familia que ha creado Natura Naturans, visitar a mis hermanas las orquídeas. Y ese detalle tan sencillo le infundió ánimo a mi corazón todo el día.

One thought on “Abejorros en la orquídea silvestre

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s