Naturaleza Viva en mi jardín

El sábado por la noche empezaron a rugir las motosierras y para el domingo en la mañana habían asesinado una veintena de árboles atrás de casa. Busqué consuelo en mi jardín. Vi una mariposa blanca revoloteando entre margaritas amarillas. Paz entre alegrías.

Hoy gritaba un martillo neumático al romper concreto y asfalto en la carretera cercana. Me empezaba a aturdir cuando en el jardín apareció una reinita amarilla (Setophaga petechia) y se posó en la base del tallo de un rosal. Volaba del tallo a la enredadera que trepa el muro para comer insectos y regresaba al rosal. Brillante saeta, pareció silenciar el martilleo violento y sustituirlo por destellos de gozo.

Reconfortado, salí al jardín a observar plantas y flores. Una mariposa completamente anaranjada revoloteaba entre rosas magenta. Dos pasifloras de color rojo pasión han florecido en la enredadera. Y ya despuntan cuatro botones en una de las orquídeas.

Gracias, Naturaleza Viva, por retornarme a mis sentidos, a la simplicidad y a mi sensibilidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s