Agua fresca y diáfana

Esta mañana me entregué al agua. A pesar del hermoso tiempo decembrino, de sol brillante y brisa fresca, me sentía un poco triste. Me dolía el corazón. Al salir de casa respiré profundo y caminé hasta la piscina de Montelimar. Me cambié y tan rápido como pude entré al agua. Me dejé cuidar por ella. Abundaba … Continue reading Agua fresca y diáfana