Día de feria: Carpe diem

¿Qué hacer con este día de feria? Es 29 de febrero y cayó sábado. Siento que este día es un regalo, una posibilidad de hacerlo valer. ¿Cómo? Desayunamos con fresas, papaya y bananos frescos. Fui a la Feria del Agricultor de Guadalupe bajo el delicioso sol mañanero y compré berenjena, papa, zanahoria, ayote, zapallo, camote, yuca, tomate, lechuga, pepino, fresa, banano, papaya, granadilla y agua de pipa: todo fresco, todo de tierra fértil y generosa. Fui en bicicleta a la piscina bajo el sabroso sol de mediodía y allí nadé 2.040 metros, socaditos y satisfactorios, mientras la intensa luz tropical iluminaba el agua fresca. Regresé a casa en bicicleta y almorzamos lechuga, tomate, zanahoria, remolacha, arroz, frijoles negros y pargo rojo, muy fresco, rociado con semillitas de ajonjolí. Tomé una siesta. Y aún me queda toda la tarde para leer Tenochtitlan, novela de José León Sánchez, y la noche para ver Bright Star, película de Jane Campion, sobre el amor entre el poeta romántico John Keats y su musa amada, Fanny Brawne. Y nos quedan muchos minutos de este día para amar esta Vida en la que, segundo a segundo, podemos inhalar, exhalar, sentir, fluir. Carpe diem. Carpe nocte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s